92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

jueves, 06 de febrero de 2020 a las 11:20

A 11 días de los aluviones en Atacama, el MOP ha recuperado el 95% de la conectividad en las zonas afectadas

La Región de Atacama se ha transformado en una zona donde el cambio climático deja huellas. Después de dos aluviones en 2015 y 2017, en los cuales las perdidas tanto materiales como humanas marcaron un territorio rico en belleza natural y su cultura nativa, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) se ha dedicado a estudiar los efectos de los fenómenos naturales para  lograr diseñar y ejecutar obras responsables que mitiguen considerablemente los daños que estas puedan dejar.
Cabe recordar que luego de 45 minutos de lluvia el pasado lunes 27 de enero, donde cayeron 16 milímetros de agua, la quebrada de La Plaza en la Comuna de Alto del Carmen se activó provocando un aluvión que cayó sobre la localidad de El Tránsito, dejando todas las casas con lodo y muchas personas afectadas. Ante esto, la reacción de las autoridades de Gobierno y del  Ministerio de Obras Públicas fue inmediata. El Subsecretario Cristóbal Leturia llegó a la zona y junto al Intendente de Atacama Patricio Urquieta, el Seremi de Obras Públicas, Alfredo Campbell y su equipo Técnico de las Direcciones de Obras Hidráulicas y Vialidad  más autoridades regionales, se trasladaron hasta el lugar para constatar en terreno los daños causados por las lluvias caídas.

Producto de los graves daños en la localidad, la zona fue denominada “Zona Cero”, ya que se originaron una serie de eventos viales importantes con más de 20 cortes en distintas partes de la Ruta C-495 entre otras, con  afectación de puentes y badenes. El alud generó pérdidas materiales debido a que las viviendas se llenaron de lodo y las familias afectadas fueron trasladadas a albergues dispuestos en la zona.  “Ante estos eventos, donde hay quebradas, hay peligro de activación de las mismas y debemos tener consciencia de aquello”, así lo señaló el Subsecretario Leturia, dejando claro también, que el Ministerio de Obras Públicas seguirá trabajando incansablemente en el despeje y reposición de la conectividad dañada, además de supervisar las obras de emergencia que nos encontramos ejecutando para recuperar a la brevedad la infraestructura y mejorar el funcionamiento de los servicios afectados.

El Seremi Alfredo Campbell, señaló, “tanta ha sido la preocupación de nuestro gobierno, que el primer día, el Presidente Piñera se trasladó hasta la localidad de El Tránsito y al ver la gravedad de los daños ocasionados por los aluviones, no dudo en anunciar la dictación del Decreto de Zona de Catástrofe para 5 comunas de la región. En estas acciones queda reflejado el compromiso del Gobierno por su gente, trabajando con inmediatez por y para ellos”.

Campbell también informó, que “desde el primer momento nuestros equipos desplegados a nivel regional han trabajado incansablemente para recuperar la conectividad y los servicios básicos en las zonas más afectadas. El Gobierno ha tenido una preocupación especial en atender con prontitud la emergencia, disponiendo todos los esfuerzos, tanto profesionales, como técnicos y de maquinaria, sin escatimar en gastos para poder concurrir a esta emergencia. Es así como en la localidad de El Tránsito y a 10 días del aluvión el MOP Atacama a través de su Dirección Regional de Obras Hidráulicas ha recuperado el 85% de capacidad del Sistema de Agua Potable Rural en la localidad y esperamos llegar al 100% lo antes posible”.

Por otra parte, la actividad meteorológica también afecto a la  Provincia de Chañaral, provocando la crecida del Río Salado, el que según los datos de la Dirección General de Aguas del MOP, el caudal llego a trasladar 450 m3 x segundo, afectando mínimamente a la ciudad de Chañaral y a la localidad de El Salado.

Sin embargo, las obras ejecutadas por la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP en estos sectores, lograron mitigar el daño que provocaron las crecidas, así lo señaló el Gobernador de la Provincia Ignacio Urcullú, “estamos muy satisfechos con el resultado que tuvieron las obras de mitigación que se construyeron durante esta administración, si consideramos que el lunes precipitaron 33mm de agua en el sector de la cordillera, eso significa cerca del 60% del agua que cayó por las quebradas el año 2015 y la afectación que tuvimos principalmente en la comuna de Chañaral, fue casi mínima. Podríamos decir con mucha certeza que el río pudo captar el 99% del agua que venía bajando desde la cordillera. Las afectaciones fueron puntuales y en lugares que ya habíamos tenido algún inconveniente en ocasiones anteriores, sector de la Petrobras y Merino Jarpa y Julio Ribera, fueron afectados pero de manera muy mínima y la respuesta del Gobierno e instituciones para recuperar la conectividad fue inmediata”.

Por su parte el Seremi de la cartera se mostró satisfecho por el buen funcionamiento de los trabajos ejecutados entorno al cauce, ya que solo se registraron filtraciones menores. “las obras de mitigación funcionaron muy bien, sobre todo en la ciudad de Chañaral y la localidad de el Salado ya que el caudal que venía bajando por el Río Salado era mucho más grande de lo que se pensaba”.

El alcalde de Chañaral, Raúl Salas, destacó, “las diversas obras realizadas por el MOP en el río sirvieron para contener de gran manera la bajada de agua, por lo cual en esta oportunidad no tuvimos el centro de Chañaral inundado, las afectaciones se originaron solo en determinadas zonas. Además que gracias a un trabajo en conjunto con el MOP, específicamente su Dirección de Vialidad, hemos podido avanzar rápidamente en la recuperación de las zonas afectadas y la conectividad prácticamente a días de haberse producido esta nueva bajada de agua”.

Finalmente sobre los desafíos en nuevas obras de mitigación para este año, Campbell, señaló, que en este minuto, estamos formulando los proyectos. Debemos realizar un catastro para seguir construyendo obras que mitiguen en alguna medida los efectos de la naturaleza y a su vez que entreguen mayor seguridad y confianza a la población.

Las afectaciones a raíz de este nuevo evento meteorológico provocaron diferentes cortes de caminos en un total de 260 kilómetros en la Región de Atacama, siendo intervenidos y recuperados por el MOP en tiempo record.