92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

martes, 26 de junio de 2018 a las 20:55

Asociación de Bancos y PDI acuerdan trabajo coordinado para enfrentar ataques cibernéticos

Con el propósito de tratar materias sobre ciberseguridad y delitos informáticos que pueden afectar al sector, la Asociación de Bancos (Abif) se reunió con el jefe nacional de Delitos Económicos y Medioambiente, prefecto inspector Eduardo Rodríguez-Peña, y el jefe de la Brigada del Cibercrimen Metropolitana, subprefecto Rodrigo Figueroa. En la reunión, según informaron desde el gremio bancario, se acordó planificar un trabajo coordinado a futuro respecto de posibles delitos que se puedan anticipar implementando además medidas educativas en este contexto.

"Se trata de delitos que no conocen fronteras y la red de información que dispone la PDI es fundamental para generar alertas preventivas para el sistema financiero", dijo el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, Segismundo Schulin-Zeuthen. Por su parte, el jefe nacional de Delitos Económicos y Medioambiente, prefecto inspector Eduardo Rodríguez-Peña, destacó que en este encuentro "se analizó el contexto nacional e internacional en materia de ciberseguridad, así como la importancia de contar con la información oportuna respecto de hechos delictuales y los modus operandi utilizados por los delincuentes", enfatizando finalmente la importancia de que ambas instituciones tengan una colaboración mutua para resolver incidentes que afecten a la banca en términos de la ocurrencia de delitos. Esta instancia se suma a otras iniciativas de las que es parte la Abif, tales como la mesa de trabajo público-privada que conformó en septiembre 2016 junto a la Subsecretaría del Interior y la Superintendencia de Bancos para enfrentar los delitos de clonación de tarjetas, la actualización de medidas de seguridad de cajeros automáticos y temáticas vinculadas a ciberseguridad. Cabe recordar que hace menos de tres semanas el Banco de Chile fue víctima de un ciberataque internacional que le significó un robo de US$10 millones. Pese a que el hackeo no afectó a las cuentas de sus clientes, las alarmas de ciberseguridad se encendieron tras el hecho a nivel nacional.