92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

viernes, 15 de noviembre de 2019 a las 17:24

Bolsa de Santiago se disparó y registró la mayor alza diaria en 11 años, el amplio acuerdo por una nueva Constitución entregó tranquilidad a los mercados.

Con un "salto" de más de 8% finalizó el marcador de favoritas de la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS), como consecuencia del optimismo derivado del acuerdo alcanzado por distintos sectores políticos para el diseño de una nueva Constitución. Se trata de la mayor alza porcentual diaria desde octubre de 2008 del IPSA, desde la crisis financiera mundial, cuando el principal indicador de la plaza bursátil capitalina acumuló un incremento de 12,52%. El IPSA, de 30 títulos más líquidos, subió hasta los 4.862,40 unidades. Mientras que el IGPA, en tanto, que sigue el pulso general del mercado, avanzó un 8,05% a 24.240,01. De esta manera, desde el inicio de la crisis social el pasado 18 de octubre, el indicador logró acortar el retroceso hasta un 6,5%. Las mayores alzas fueron anotadas por ILC (24,44%), ECL (17,30%), Salfacorp (16,92%), Security (15,98%) y Entel (14,59%). JP Morgan mantiene cautela El banco de inversión estadounidense JPMorgan se mostró cauteloso ante el acuerdo alcanzado por los partidos políticos para un proceso de nueva Constitución en Chile, asegurando que aún existen "varias incertidumbres en el futuro". En un reporte enviado a sus clientes, la firma señaló que en el corto plazo, la preocupación será la reacción de la gente ante el acuerdo, y si el anuncio "es suficiente para calmar las protestas en curso y permiten que el país regrese a un escenario más normalizado". "Ese frente todavía es incierto, en nuestra opinión, ya que no hay un líder de los manifestantes, y en consecuencia es difícil evaluar qué aliviará la presión por más manifestaciones. Este es un evento necesario para que el mercado se recupere, dado que el impacto del escenario actual en la perspectiva macro y los resultados corporativos ha sido fuerte y podría continuar afectando el rendimiento si se prolonga", enfatizó. Para el mediano plazo, JPMorgan sostuvo que los puntos que se aborden en la eventual nueva Constitución serán motivo de análisis y seguimiento de parte del mercado. "En una visión a mediano plazo, la preocupación es lo que finalmente cambiaría en la posible nueva constitución. Por lo tanto, creemos que cada evento relacionado con el cambio constitucional requerirá un seguimiento cercano para determinar la dirección que está tomando y qué cambios se vuelven más probables", puntualizó. Mientras que Credicorp Capital señaló que el acuerdo al que llegaron los parlamentarios para crear una nueva Constitución "debería poner un piso a la incertidumbre y los conflictos por ahora". "Aun así, es demasiado pronto para decir que es una victoria o una solución definitiva, pero es claramente un buen paso en la dirección correcta para restablecer la paz social", señaló en un informe. Destacó que "es una señal poderosa del frente político haber alcanzado un acuerdo intermedio entre las posiciones".