92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

martes, 03 de abril de 2018 a las 17:24

En el marco del proyecto fase 7 La Coipa, comunidades Collas trabajan en monitoreos ambientales participativos con Minera Kinross

Transparentar resultados de muestreos de la calidad del agua e integrar a la labor ambiental que realiza Minera Kinross en las áreas de influencia de sus proyectos, son los objetivos del trabajo de colaboración con las comunidades indígenas Collas, denominado monitoreos ambientales participativos.

Este jueves 22 de marzo, se realizó el último monitoreo programado, en los tres puntos definidos y custodiados por las distintas comunidades para monitorear. Estos son el sector de la Puerta, custodiado por 3 comunidades en conjunto, Pasto Grande, Sol Naciente y Comunidad de Copiapó; La Vega de San Andrés, por Sinchy Wayra y la comunidad Runa Urka tiene su punto en aguas ubicadas abajo de la quebrada.

“Personal de Kinross y las comunidades indígenas en conjunto vamos y tomamos las muestras de agua y luego los resultados se reparten a los participantes, por lo tanto, es un proceso muy transparente acogiendo la inquietud de conocer a la par con ellos cómo está el monitoreo y el manejo ambiental que la compañía hace”, explicó Guillermo Contreras, Gerente de Responsabilidad Corporativa y Relaciones Comunitarias de Kinross Chile.

Julio Acosta, Superintendente de Medioambiente Kinross La Coipa, explica por qué es necesario involucrar en estos procesos a las comunidades. “Para generar confianza y seguir avanzando en la transparencia de lo que hacemos en faena La Coipa para que las comunidades aledañas se sientan tranquilas que nuestras actividades no les están afectando de forma negativa.”.

Cinco son las comunidades collas participantes de este proceso, quienes en una primera etapa se capacitaron en temas de legislación ambiental, evaluación de proyectos, monitoreos de calidad de agua y aire y planes de cierre minero.

“Esta es la tercera vez que venimos a terreno para conocer el modus operandi de Kinross donde los comuneros ven directamente cómo se recolecta el material hídrico a estudiar, se tomaron muestras para analizar ocho parámetros para principalmente evaluar la cantidad de mercurio en el agua”, explicó Gricelda Rodríguez, Gerente de Geología y Medioambiente, empresa a cargo del proceso de capacitación.
La primera entrega de informes con resultados se realizó en diciembre, donde cada comunero recibió una carpeta con los valores de los monitoreos, los cuales pudieron interpretar fácilmente, gracias a las competencias adquiridas en la capacitación.

Así lo confirma Oscar Pacho de la comunidad Sinchy Wayra, quien reconoce que el diálogo al comienzo fue complejo, sin embargo el respeto mutuo y la posibilidad de adquirir conocimientos técnicos que les permitieran entender el trabajo ambiental realizado, fue de gran ayuda para lograr los objetivos buscados.

Jacinto Quispe, de la comunidad Runa Urka, también participó de este proceso, afirmando que para ellos es importante realizar seguimientos al agua para verificar que no se contaminen, ya que poseen animales. “Debido a la presencia de la faena de Mantos de Oro, es importante hacer un seguimiento de los niveles de químicos en el agua”, afirmó.

Otro comunero, Israel Carrasco, perteneciente a la comunidad de Pastos Grandes, explicó el gran interés de la comunidad en participar y destacó la voluntad de la empresa para hacerlos partícipes de este proceso y además capacitarlos. “Las capacitaciones nos han servido bastante para saber interpretar los resultados de lo que se están haciendo acá ya que nos interesa todo lo que tenga que ver con el medio ambiente”, agregó el comunero.