92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

martes, 18 de agosto de 2020 a las 18:40

Gobierno tras acuerdo con Córdova, siempre el diálogo es mejor que el conflicto, la violencia y el enfrentamiento

El ministro de Justicia, Hernán Larraín (UDI), valoró esta tarde la decisión del machi Celestino Córdova de deponer su huelga de hambre de 107 días, y declinar el inicio de una huelga seca.

"Acabo de terminar una conversación con el machi Celestino Córdova, quien me ha manifestado que ha aprobado la propuesta que ha hecho el Gobierno para resolver esta situación y así deponer la huelga de hambre", dijo Larraín.

"Quiero valorar esta decisión, porque nos preocupa siempre cuando las personas toman este camino: las huelgas de hambre provocan deterioro físico y es un deber preocuparse del cuidado de la vida. Para nosotros es un motivo de satisfacción que se haya puesto fin a la huelga de hambre", remarcó el ex senador UDI.

Larraín destacó que esta crisis "ha permitido abrir un proceso de diálogo que demuestra que, en las situaciones más complejas y difíciles, siempre el diálogo es el mejor camino: mejor que el conflicto, la violencia y el enfrentamiento. Sobre todo en una zona como La Araucanía, donde hay tantos conflictos, tantos enfrentamientos: es posible encontrar acuerdos", planteó.

El titular del Minju enfatizó que, "para alcanzar la paz, el único camino posible es el diálogo. Nosotros no creemos en la violencia, creemos que construir un Estado de Derecho democrático supone superar las diferencias mediante el diálogo, construyendo puentes que permitan superar los problemas".

"Ha sido muy importante este proceso de escucha, de respeto, para así avanzar y construir una propuesta donde hemos podido escuchar a mucha gente, lo que nos ha permitido generar esta solución, así se construyen los países: a veces por el camino largo del diálogo, pero que es el único que da frutos", reafirmó.

Larraín indicó que, sin perjuicio del acuerdo firmado con Celestino Córdova, siguen adelante las conversaciones con los otros presos mapuche que están en huelga de hambre en Angol y Lebu: "Esperamos muy luego poder alcanzar también una solución que les parezca satisfactoria".

En este punto, admitió que parte del problema en la macrozona sur "tiene que ver con demasiados años acumulados de desconfianza y de desconocer la especificidad cultural del pueblo mapuche por parte de nuestras instituciones".

"Es cierto que el machi quiso que le autorizaran cumplir su pena en el rehue, pero, como hemos señalado, eso está fuera de nuestra competencia y los tribunales dijeron que no era posible". La solución alcanzada, destacó el ministro, no pasa a llevar sentencias judiciales y, desde ese punto de vista, tampoco supone estar avalando una desigualdad ante la ley, cerró.