92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

viernes, 08 de junio de 2018 a las 20:42

Ingreso de menores extranjeros al sistema de protección del Sename se triplicó en los últimos ocho años

Gran conmoción y repercusión tuvieron las historias de las madres haitianas Maribel Joseph y Joane Florvil, quienes perdieron la custodia de sus hijas luego de dejarlas al cuidado de terceros. En 2017, ambas pequeñas fueron enviadas a centros del Servicio Nacional de Menores (Sename), junto a otros 1.581 extranjeros. La cifra, corresponde al 1,5% de los ingresos totales. El primer caso ocurrió en julio del año pasado, cuando Joseph dejó a su niña con una chilena que conoció en Viña del Mar para trabajar en Santiago. Los fines de semana, volvía hasta Valparaíso para acompañarla.

Sin embargo, la municipalidad viñamarina hizo una denuncia al constatar que no era su madre la que llevaba a la menor a los controles médicos . Este jueves, el Tribunal de Familia local entregó su custodia a la chilena que acompañó a Joseph durante todo el proceso. Con Florvil la situación fue más confusa y el desenlace fatal. El 30 de agosto, fue detenida por el abandono de su hija de dos meses en la Oficina de Protección de Derechos de Lo Prado, y posteriormente internada por las lesiones que se provocó ante la situación. Menos de un mes después falleció. En noviembre, el 5° Juzgado de Garantía de Santiago decretó que la haitiana no había cometido delito alguno. Según planteó su defensa, todo fue producto de una confusión, donde el problema fue el idioma. La mujer, había querido dejar a la niña por unos minutos, mientras ayudaba a su marido que había sido estafado.

De acuerdo a cifras enviadas desde el Sename a Emol, 6.957 niños, niñas y adolescentes provenientes desde otro país entraron al sistema de protección por orden de los tribunales de Familia entre 2010 y 2017. Lo anterior, ya sea para realizar evaluaciones diagnósticas, o acceder a diversos programas ambulatorios de intervención, reparación, familias de acogida o centros de protección. Y mientras que en 2010 ocurrieron 455 ingresos extranjeros, el año pasado se registraron 1.583 casos, lo que implicó un alza de más del 340%. La situación, explicaron desde el Servicio, tiene relación con el aumento del flujo migratorio que ha experimentado el país, agregando que la mayoría de los casos corresponden a menores de nacionalidad peruana, boliviana y colombiana. En cuanto a los chilenos en el sistema, el número de ingresos pasó de 72.150 a 103.104 casos en el periodo analizado.