92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

martes, 28 de mayo de 2019 a las 18:18

MOP asegura que concesionarias deberán entregar propuesta para rebajar reajuste de peajes el 17 de junio

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, y las concesionarias de las autopistas se reunieron por primera vez, para negociar un acuerdo que rebaje el reajuste de peajes y se dieron plazo de 20 días para que las compañaías presenten propuestas.
"Lo que le he planteado a las concesionarias es que en 20 días más, vale decir el 17 de junio, me presenten la forma en cómo ellos abordarían esta modificación de contrato, para efectos de tener una tasa de variación de peajes anual, considerablemente inferior a la que existe hoy día y ver cómo agregar obras adicionales para mejorar la fluidez del tráfico en las concesiones y qué compensación exigirían ellos para ese conjunto", indicó el titular del MOP. Fontaine estimó que "vamos a tener distintas opciones de acuerdo a las presentaciones que hagan las empresas", entre ellas, Costanera Norte, Autopista Central, Vespucio Norte y Vespucio Sur. "Mientras tanto, hemos establecimos un canal permanente de carácter técnico entre las empresas y nuestro equipo de la Dirección General de Concesiones, para ponerse de acuerdo respecto de la medición de eventual impacto en los ingresos de esta modificación", afirmó. Consultado sobre si esta modificación juega en contra de nuevas posibles inversiones al modificarse contratos varios años antes de su término, Fontaine dijo que estos cambios se acordarán con las empresas y "no es una imposición, porque se trata de contratos y estos se pueden modificar solo con la anuencia de ambas partes".

"No hay aquí vulneración de los derechos adquiridos en esos contratos, esta es una conversación que va incluir un acuerdo y es del mismo tipo de modificaciones de contrato que comenzamos el año pasado con el establecimiento de los sistema de free flow en las autopistas interurbanas", dijo el secretario de Estado y recordó que "cuando anunciamos eso, hubo cierta resistencia de las empresas a la modificación, pero entendieron que era necesario que asumieran los costos asociados a eso, porque parte de sus obligaciones es dar un buen servicio".