92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

jueves, 16 de agosto de 2018 a las 12:01

Municipio de Caldera entrega el cuerpo de un odobenocetops al museo de historia natural

Como un hito importante y relevante calificó la primera autoridad de la comuna de Caldera, Brunilda González en una conferencia de prensa en dio a conocer el traspaso de más de 150 piezas que corresponden a la especie “Odobenocetops” encontrado en el año 2010 en el sector Cerro Ballena, salida norte del puerto cuando se construía la doble vía de la carretera 5 norte, este traspaso lo hace el Museo Paleontológico de Caldera, dependiente del municipio calderino al Consejo de Monumentos Nacionales. En esta entrega además estuvieron presentes el Curador del Museo Paleontológico, Maurice Guicharrose, los representantes del Consejo de Monumentos Nacionales, Pablo Aranda y Sergio Soto Acuña, junto a ellos el representante de la Brigada de Delitos Medios Ambientales y Contra el Patrimonio Cultural de la Policía de Investigaciones de Chile, Subprefecto Patricio Zambrano.
Este traspaso da respuesta a un hallazgo descubierto hace 10 año atrás en cerro ballena, este fue un nuevo hallazgo para la comunidad científica internacional en esta ocasión se encontraron un poco más de 40 ballenas, pero además aparecieron otras especies que eran de interés de la investigación y entre ellos apareció este ejemplar de Odobenocetops que fue hallado por un grupo de personas y científicos comandado por el paleontólogo de esa época Mario Suarez y que resguardado por mucho tiempo en las dependencias del Museo Paleontológico comunal, estas piezas fósiles fueron preparados con todo el protocolo y estándares que se requieren por los paleontólogos de este museo para ser entregados a los representantes del Consejo de Monumentos Nacionales quienes lo entregarán al Museo de Historia Natural para que científicos puedan trabajar en su investigación.
El Odobenocetops era un animal parecido al delfín pero con dos extraños colmillos, muy alargados, pero el derecho era mucho mayor que el izquierdo, era de la familia  Delphinoidea, que incluye las familia existentes Delphinidae, Monodontidae y Phocoenidae, además de varias familias extintas, entre ellas Odobenocetopsidae a la cual pertenece la especie. Esta especie estaba más relacionada con los narvales que con los delfines. El animal medía 2,1 m y pesaba entre 150 y 650 kg. Sus articulaciones evidencian que era muy flexible, siendo capaz de girar el cuello en un rango de 90 grados. El hocico ancho y corto similar al de una morsa, sugiere que se alimentaba en el fondo marino, donde localizaría moluscos que succionaría con una lengua poderosa.
Estas piezas han estado en resguardo hace ocho años, pero la primera parte de esta especie encontrada salió de Caldera en al año 2012 y era un cráneo que fue preparado en Estados Unidos para su investigación, lo que se envía en esta ocasión es el cuerpo de este animal que fue embalado en espuma de alta densidad para que se mantenga estable ante cualquier movimiento que pueda tener durante el viaje y nos sufra algún tipo de fractura.
Brunilda González, alcaldesa de Caldera, manifestó “Este Odonocetops es una especie de delfín con cráneo de morsa que podría ser inclusive una especie nueva que se encuentra en nuestro país y vendría haciendo un aporte para lo que es la investigación mundial por ser una especia que podría ser única debe de irse al Museo de Historia Natural en Santiago para ser investigados por nuestro grupo de científico paleontólogos que están destinados para ellos, sin embargo el trabajo que podemos destacar durante estos ocho años nuestro equipo local conformado por nuestros paleontólogos de nuestro museo no solamente ha resguardado sino que se ha preocupado de mantener y hacer todo lo que significa la conservación, la preservación y el resguardo de estas piezas estamos hablando que son 115 piezas que forman parte de distinta zonas de esta especie encontrada”.
Maurice Guicharrouse, Curador del Museo Paleontológico, manifestó “Esta especie si bien se encontró hace ocho años atrás y ya la estábamos resguardándola y esperando que algún científico que se motivara para este tema investigativo es porque el segundo registro internacional habla de un periodo de tiempo y habla de una fauna y que existió en dos partes del mundo Chile y Perú, el registro es sumamente interesante porque sería una especie nueva hablaría nuevamente de un nuevo logro paleontológico en su descubrimiento porque ya tendríamos uno que salió de Caldera el Pelagornis Chilensis único en el mundo y que salió de Caldera, ahora sería el Odonocetops que podría ser el segundo registro más importante también para nosotros en Caldera a nivel internacional el primero o un registro más importante a nivel de investigación científica y nosotros lo catalogamos como muy relevante”.