92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

lunes, 24 de septiembre de 2018 a las 19:56

Presentan Acuerdo Nacional por La Araucanía: incluye reconocimiento constitucional a pueblos indígenas y ley de cuotas

Luego de siete intensos meses de trabajo, esta mañana el Presidente Sebastián Piñera presentó en el pabellón “El Amor de Chile”, a los pies del cerro Ñielol, en Temuco, el Acuerdo Nacional por la Paz y el Desarrollo de la Araucanía. En la ceremonia estuvo presente el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, quien lideró más de 100 diálogos y reuniones para conseguir el acuerdo, además del ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, el intendente Luis Mayol, parlamentarios y alcaldes, entre otras autoridades, junto con representantes de la sociedad civil, comunidades mapuches.

Algunas de las principales medidas que considera este acuerdo son el impulso de una reforma que reconozca constitucionalmente a los pueblos indígenas;  poner urgencia al proyecto de ley que crea Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo de Pueblos Indígenas; promover una ley de cuotas que establezca pisos de participación de candidatos indígenas para cargos de elección popular; potenciar entrega de tierras e iniciativas productivas; acelerar regularización de títulos de propiedad de tierras indígenas; ayuda a víctimas de violencia y terrorismo para recuperación y reemprendimiento; y la creación de un Consejo permanente por el Reencuentro en La Araucanía para hacer seguimiento de los avances del plan, entre otras medidas.

Parte de este Acuerdo Nacional es el Plan Impulso Araucanía, que contempla 491 proyectos cuyo objetivo es potenciar el desarrollo en la región que presenta los mayores índices de pobreza del país. La inversión pública contemplada para el período 2018-2016 es de 8.043 millones de dólares, mientras que la inversión privada se estima en 16 mil millones de dólares. Durante la ceremonia, el Presidente Piñera destacó que en la construcción de este plan participaron, además de Desarrollo Social, los ministerios de Agricultura, Obras Públicas, Bienes Nacionales, Hacienda, Interior, Economía, Salud, Educación, Energía, Medioambiente, Vivienda y Urbanismo, además de Corfo.

Durante la ceremonia, el Presidente Sebastián Piñera señaló que “mientras más antiguos y profundos son los problemas y rezagos de la región de La Araucanía, mayor razón hay para enfrentarlos con más voluntad, urgencia y compromiso. Ese es el alma y espíritu de este Acuerdo Nacional por la Paz y el Desarrollo por La Araucanía. Sabemos que los problemas y rezagos no son nuevos: se arrastran hace décadas y siglos. Eso no debe ser un obstáculo, sino todo lo contrario, es una motivación para entregar lo mejor de nosotros para cambiar una historia que ha estado plagada de dolores y sufrimientos”.

Por su parte, el ministro Alfredo Moreno señaló que “hoy el Presidente ha presentado un plan que pretende ser un primer paso grande en la resolución de un problema histórico, que ha tenido consecuencias muy duras para la región”.

Este acuerdo es uno de los cinco que anunció el Presidente Piñera al iniciar su gobierno, junto a los de Niñez, Salud, Seguridad Ciudadana y Desarrollo para superar la pobreza. “Es un plan que está en el corazón de nuestras prioridades”, dijo el jefe de Estado y detalló que sus tres principios fundadores son la voluntad de diálogo y de buscar acuerdos; el reconocimiento y valoración de nuestra diversidad cultural; y avanzar hacia el desarrollo integral, inclusivo y sustentable de la región.

Para llegar a este acuerdo se realizaron 11 visitas a las regiones de La Araucanía y Bío Bío, más de 100 encuentros con autoridades, comunidades mapuches, representantes de la sociedad civil, gremios y víctimas de la violencia rural.

Respecto a este proceso, el ministro Alfredo Moreno manifestó que se ha abierto un clima de esperanza, porque “lo que se vivía hace seis meses atrás era una desunión grande, muchos problemas de violencia y en la operación de la policía, poca claridad de cómo salir delante de manera conjunta para tener un desarrollo que pudiera enfrentar problemas de pobreza y los que viven las comunidades mapuches”.

Además, remarcó que “hemos trabajado sobre lo que hizo la Comisión Vargas, que la creó la Presidenta Bachelet. Nosotros no tenemos ninguna intención de destruir lo anterior, sino construir sobre eso. Además, queremos seguir trabajando con todas las personas de la región, de oposición, de gobierno, mapuches y no mapuches. Esto no se puede resolver sólo con la tarea del Gobierno, hay que hacerlo entre todos”.