92.7 Copiapó y Tierra Amarilla / 103.3 Caldera y litoral / 103.1 Chañaral

martes, 18 de agosto de 2020 a las 18:43

Tribunal dicta prisión preventiva de Hernán Calderón por agresión contra su padre

Por los delitos de parricidio frustrado, lesiones en contexto de violencia intrafamiliar, daños y tenencia ilegal de armas fue formalizado este martes Hernán Calderón Argandoña (23), para quien se dispuso la prisión preventiva. La detención e imputación de cargos del joven de 23 años fue gatillada por la agresión con arma blanca que sufrió su padre, el abogado Hernán Calderón Salinas (67) a mediados de la semana pasada. Ya hoy, y tras horas de discusión, el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago acogió la petición de la fiscalía metropolitana Oriente y dispuso la reclusión del imputado.

Sin embargo, acotó la magistrada Andrea Díaz-Muñoz, la cautelar será cumplida por el momento en la clínica en la que Calderón Argandoña se encontraba hospitalizado hasta el día de ayer y lugar en el cual fue detenido. Ello, hasta que se logre su "compensación" y pueda ordenar su traslado a Santiago 1. "Considerando ambos informes de conocimiento del Ministerio Público en relación al estado psicológico y psiquiátrico del imputado, quien además presenta intentos de suicidios, estimando que se encontraba hasta el día de ayer internado en una clínica psiquiátrica el tribunal accede a lo solicitado, la prisión preventiva deberá ser cumplida bajo custodia de Gendarmería, debiendo ser trasladado a la clínica El Cedro", resolvió la jueza. Formalización Fue el persecutor Omar Mérida el que llevó a cabo la imputación de cargos. En concreto, le adjudicó cuatro hechos, los cuales partieron el 5 junio de este año cuando Calderón Argandoña, según relató Mérida, concurrió al domicilio de su padre, sacó un arma de fuego, lo apuntó en el pecho y luego disparó sin herirlo. Ello, acotó el fiscal, sería constitutivo del delito de parricidio frustrado. Al día siguiente, continuó Mérida, Calderón Argandoña volvió al lugar, destruyendo cuadros, ternos y muebles tras tener una discusión con su padre, a quien además habría golpeado.

Un nuevo intento de parricidio habría ocurrido el 11 de agosto cuando Calderón Argandoña llegó hasta el departamento de su padre para increparlo y atacarlo con un cuchillo. El abogado resultó con lesiones cortantes en sus brazos, mientras que su hijo se dio a la fuga. Pasaron días hasta que el joven fue ubicado ayer, internado en un centro privado de la comuna de La Reina. El último delito quedó en evidencia el 12 de agosto, día en se encontraron armas y municiones en la propiedad del joven. De acuerdo a Mérida, solo se contaba con el permiso de tenencia para el domicilio de Calderón Salinas y no en el de su hijo. En tanto, la defensa de Calderón Argandoña, encabezada por el abogado Mario Vargas, criticó la estrategia del Ministerio Público, cuestionando que se mostraran videos e imágenes y pidiendo incluso un reproche para el fiscal. Vargas acusó una "exagerada" calificación jurídica, descartando la ocurrencia de un parricidio frustrado y sosteniendo que su representado buscaba herir a su padre, pero no asesinarlo. Dijo además que el joven cuenta con "problemas control de impulsos" e inmadurez, según ha sostenido su psiquiatra. Así también, indicó que el joven actuó ante los abusos sexuales que Calderón Salinas habría cometido contra su pareja. Por dicho hecho, la mujer ya se querelló por abuso sexual. Tribunal desestimó un parricidio frustrado El tribunal consideró que de los hechos ocurridos durante el primer episodio, ocurrido el 5 de junio, no se puede desprender por el momento la intención de asesinar al abogado, ya que el imputado tenía los medios para quitarle la vida al hombre de 67 años y no lo hizo. Ante ello, la jueza Andrea Díaz-Muñoz sostuvo que, a su juicio, se configuraría el delito de amenazas en contexto de violencia intrafamiliar y no parricidio frustrado.

Distinta opinión se tuvo respecto el ataque de agosto, considerando que los hechos sí serían constitutivos del delito imputado. "La agresión no continuó por una acción desplegada por la víctima Es altamente probable que las acciones fueran direccionadas a su estómago", dijo la magistrada. También se consideró que las heridas en los brazos del abogado fueron producto de movimientos defensivos. Díaz-Muñoz se manifestó de acuerdo a la calificación jurídica de los otros hechos.