Matrimonio igualitario fue aprobado con alta votación en la Cámara de Diputados

El proyecto de Matrimonio Igualitario fue aprobado durante este martes por la Cámara de Diputados, con 101 votos a favor, 30 en contra y dos abstenciones, por lo que será despachado al Senado para su tercer trámite constitucional.

La iniciativa, presentada en 2017 por la ex Presidenta Michelle Bachelet y a la que el Presidente Sebastián Piñera le puso suma urgencia en junio del presente, cuenta con respaldos en el oficialismo. De hecho, tuvo votos a favor de miembros de la UDI, como el del presidente del gremialismo y senador electo, Javier Macaya, además de la ex alcaldesa Nora Cuevas, descolgada que apoyó a José Antonio Kast en primera vuelta.

En la exposición de parte del Ejecutivo, la subsecretaria de Justicia y Derechos Humanos, Lorena Recabarren, invitó «a esta honorable Sala a aprobar este proyecto de ley y a continuar su trámite para su pronta promulgación y publicación como Ley de la República».

«Esta posición nace desde nuestra profunda convicción de que esta iniciativa es concordante con los estándares de Derechos Humanos», dijo Recabarren, aludiendo a todos los tratados internacionales de DD.HH. ratificados por el país.

La diputada reelecta de Comunes, Camila Rojas, señaló que «es fundamental que hoy podamos avanzar y que, luego de varios años de espera, podamos concretar la posibilidad, antes de un cambio de periodo en las Cámaras, de tener matrimonio igualitario y adopción».

El diputado y ahora senador electo de Evópoli, Sebastián Keitel, expuso que no le parece «que haya ciudadanos de primera y segunda categoría». «Quiero que mi hijo y toda la sociedad chilena tengan las mismas posibilidades de amar y formar familia, sin un Estado que te diga que forma es aceptada y cuál no», agregó.

Por su parte, Miguel Mellado (RN) hizo «reserva de constitucionalidad en los numerales 714, en los numerales A y B, y 32 en sus literales A, B», y continuó señalando «el artículo 1, el artículo 3, los literales B y C, el artículo 4 y el artículo primero transitorio de este proyecto de ley», los cuales acusó «son inconstitucionales».

Tras conocer los resultados de la Cámara Baja, desde el Movilh se refirieron al hecho señalando que «siglos de injusticia contra la diversidad familiar, van quedando atrás».

Desde la Fundación Iguales, la directora Karen Atala indicó en su cuenta de Twitter que «va quedando poco para que nuestros derechos sean reconocidos».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp