Policía de Berlín investiga a Roger Waters por presunto delito de odio

La policía de Berlín ha abierto una investigación contra el músico británico Roger Waters por posible incitación al odio después de que su espectáculo en la capital alemana fuese condenado por el Ministerio de Exteriores israelí.

La vestimenta de estilo nazi con la que Rogers salió a escena es susceptible de «enaltecer» la violencia nacionalsocialista de una forma «hiriente para la dignidad de las victimas» y, por consiguiente, «alterar el orden público», declaró un portavoz de la policía a EFE.

El cofundador de Pink Floyd vistió un abrigo negro y un brazalete rojo durante la interpretación de un tema en el que asume el personaje de un dictador.

Durante el espectáculo se proyectaron en las paredes los nombres de diversas víctimas de la violencia estatal, entre ellas la joven judía Anne Frank, asesinada en el Holocausto, y la periodista palestina Shireen Abu Akleh, que murió en 2022 por disparos de soldados israelíes.

Fue por ello que el Ministerio de Exteriores israelí acusó al músico británico de haber «ensuciado el recuerdo de Anne Frank y de los seis millos de judíos asesinados en el Holocausto».

En versiones anteriores del espectáculo, Waters había hecho ascender sobre el escenario un globo con forma de cerdo con el símbolo de la estrella de David, que en esta ocasión se vio sustituido por los nombres de empresas armamentísticas.

La gira de Waters por Alemania ha sido objeto de duras críticas por parte de asociaciones judías, que han convocado protestas en los conciertos, y de las autoridades municipales de diversas ciudades, que han hecho todo lo posible por evitar las actuaciones.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp