Magallanes mandó al descenso a Curicó y Deportes Copiapó quedó al borde de la permanencia

En un emocionante cierre de la fecha 28 del Campeonato Nacional, Magallanes derrotó a Curicó Unido y lo sentenció al descenso, mientras Deportes Copiapó terminó a un paso de firmar su salvación tras un empate frente a Ñublense.

Ambos partidos se jugaron paralelamente en el Estadio La Granja y el «Luis Valenzuela Hermosilla», lo que desató varios movimientos en la tabla durante las acciones.

El primer golpe llegó al minuto 24′ a favor de Curicó, con un recio disparo de Sebastián Cabrera. Solo un par de minutos después, el arquero «carabelero» Gastón Rodríguez sacó a medias un centro. Cristián Zavala recogió el balón y centró para Diego Coelho, que aumento la distancia (26′).

La tabla relegaba a Magallanes, pero el conjunto capitalino respondió rápido con un doblete de Joaquín Larrivey que empató el marcador (31′, 37′). En paralelo, se mantenía el 0-0 en el norte con líneas cerradas.

Para el complemento, en el Maule se mantuvo la emoción e intensidad que provocó los cuatro goles previos. A los dos minutos del segundo tiempo, Larrivey (47′) completó su triplete y colocó el 2-3 parcial; ahora estaba bajando Curicó.

En el otro partido, Maximiliano Quinteros adelantó a Copiapó en el minuto 55′, anotación que poco después fue trascendental, aunque momentáneamente.

En los 68′, Piero Maza cobró una discutida mano penal de Matías Vásquez que abrió las puertas «torteras». Federico Castro empató para Curicó, pero con el triunfo transitorio del «León de Atacama», tanto maulinos como «carabeleros» estaban perdiendo la categoría.

De vuelta en tierras copiapinas, el dueño de casa sufrió la expulsión por doble amarilla del delantero Isaac Díaz en el minuto 76. Rápidamente sintieron la desventaja numérica, ya que Nicolás Zalazar igualó para Ñublense en los 80′.

Parecía que la jornada se iba a cerrar sin un descenso confirmado, cuando en los 90+3′ Cristóbal Jorquera marcó el gol para el triunfo de Magallanes y la sentencia a Curicó. La euforia del «Manojito de Claveles» se desbordó y floreció la tristeza local.

Curicó quedó sin opciones de salvarse al tener 23 unidades, a inalcanzables siete puntos de Copiapó a falta de seis por disputarse. Así, se cerró una amarga campaña que, curiosamente, también tuvo el histórico debut internacional de la «banda sangre».

Para el equipo de Ivo Basay, por su lado, tan sólo un empate en la fecha 29 será suficiente para firmar su permanencia siempre y cuando Magallanes pierda, siendo el segundo descendido. De todos modos, un triunfo salvará a los copiapinos, independiente de lo que haga el cuadro de San Bernardo.

Facebook
Twitter
WhatsApp