La polémica prenda de Kim Kardashian que se convirtió en un éxito de ventas

Kim Kardashian y su marca SKIMS han lanzado recientemente una línea de bras con una característica que ha llamado mucho la atención: pezones artificiales incorporados que se notan a través de la ropa. Esta prenda que llegó a la tienda online de la socialité el pasado 31 de octubre ha agotado existencias rápidamente y ha suscitado un amplio debate.

Kardashian anunció el producto con un video donde aseguraba que “no era una científica”, pero estaba segura que “todos pueden usar sus habilidades para hacer su parte” en la problemática del cambio climática. Por esta razón, la socialité decidió crear un brasier push up con pezones falsos argumentando que “no importa que tanto calor haga, siempre parecerás fría”.

El video fue tomado con humor por los seguidores de la también modelo, pero tanto el brasier como sus intenciones para hacer su parte en la lucha contra el cambio climático son auténticas. Kim anunció que donará el 10% de las ventas de los brasieres a 1% for the planet, una red global de empresas y organizaciones dedicadas a trabajar para “apoyar a las personas y al planeta”.

El ultimate nipple push-up bra, nombre oficial de este producto, no sólo ha hecho una importante aportación contra el cambio climático, sino que el novedoso diseño se ha convertido en una solución para aquellas mujeres que han sobrevivido al cáncer de mama. Opiniones de muchas clientas satisfechas han compartido que, tras haberse sometido a cirugías donde tuvieron que retirárseles los senos, el producto de SKIMS ha hecho que su confianza regrese.

Las mujeres sobrevivientes del cáncer no han sido las únicas que se han beneficiado por el brasier de Kim Kardashian. Personas trans también han manifestado su felicidad por poderse sentir más “femeninas”. Si bien, la descripción del producto no tenía contemplado ninguno de estos beneficios, estas reseñas eran de esperarse tomando en cuenta que SKIMS nació como un esfuerzo de Kim Kardashian para que todos los cuerpos pudieran sentirse cómodos.

“La plenitud perfecta, la forma mejorada y el aumento auténtico con un detalle de pezón elevado incorporado para un aspecto alegre y sin sujetador que hace una declaración audaz. Su relleno proporciona una “elevación y sujeción sexy y de aspecto natural”, se lee en la descripción del ultimate nipple push-up bra.

Comentarios que van desde sorpresas conyugales hasta el reconocimiento del efecto visual logrado por el brasier, son parte de los beneficios que muchos clientes satisfechos han compartido en redes, pero no todo ha sido perfecto, pues otro sector de internet asegura que el invento de SKIMS puede aumentar los casos de acoso en el trabajo y demás lugares concurridos.

“Habiendo trabajado en entornos de oficina en el gobierno, la educación y el sector privado, no veo que esto sea aceptado por la mayoría de los departamentos de RRHH”, “Sólo curiosidad ¿por qué las mujeres querrían ir por ahí mostrando sus pezones? Ya hay suficientes locos por ahí”, “Eso es probablemente lo más tonto que se te ocurre. Lo siento”, “La razón por la que el nivel del mar está subiendo es que la industria de la Fasion hace estas mi*rdas cada año…”, “Lo queremos cubierto. ¿Quién quiere que se vea? Esto es ridículo. La llamada de la carne. El mundo va al revés”, son algunos de los comentarios y críticas que el ultimate nipple push-up bra ha generado en redes sociales.

No se sabe si SKIMS se reabastecerá con más brasieres con pezones, pero es probable que tarde o temprano lo haga tomando en cuenta que en menos de un mes acabaron con un inventario cuyo precio por unidad era de USD 62 dólares.

Facebook
Twitter
WhatsApp